Esta patología es una alteración de la imagen personal que puede llevar a los pacientes a realizarse numerosas cirugías estéticas sin quedar satisfechos.

Cada vez son más los famosos que quedan atrapados en un círculo vicioso de cirugías. Casos como el de Mickey Rourke, Rodrigo Avilés más conocido como el “Ken humano” y el conocido clan Kardashian, han puesto en el debate la preocupante situación que está afectado cada vez más tanto a famosos como no famosos, por la obsesión con lucir perfectos y la inconformidad con la imagen que ven reflejada en el espejo.

Sin embargo, esta obsesión por las cirugías plásticas tiene un nombre poco conocido por la sociedad y es llamado Trastorno Dismórfico Corporal (TDC). “Esta patología produce una alteración de la imagen personal que puede llevar a los pacientes a realizarse numerosas cirugías estéticas sin quedar satisfechos”, explica Claudio Thomas, presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica.

El TDC es un trastorno mental complicado de diagnosticar, se caracteriza por la preocupación obsesiva que manifiesta un individuo por un característica física que ellos perciben como un gran defecto sin serlo. Sufrir de esta sintomatología puede conducir a un deterioro de la vida personal, social y laboral. Por este motivo, las personas que lo padecen sienten una insatisfacción constante con su cuerpo.

Es por este motivo que en la evaluación que efectúa el cirujano plástico certificado siempre debe realizar un diagnóstico de la situación psicológica del paciente, de tal manera que en caso de existir síntomas que sugieran la posibilidad de un trastorno dismórfico el paciente debe ser derivado a una evaluación psiquiátrica para que confirmar el diagnóstico. En este sentido, operarse con un cirujano plástico certificado y con el entrenamiento adecuado, va a permitir poder identificar de mejor manera este trastorno y derivarlo al especialista indicado.

Además como Sociedad Chilena de Cirugía Plástica “queremos crear conciencia sobre este trastorno, los nuevos estándares de belleza corporal, así como algunas aplicaciones utilizadas en smartphone y redes sociales pueden provocar una distorsión de la imagen corporal”, señala el Dr. Thomas.

Fuente: Atacama Noticias. ver aquí

CategoryPrensa

© 2019 - Sociedad Chilena de Cirugía Plastica