Se trata de una historia pocas veces contada. Es la de un padre de familia que a los 41 años decidió convertirse en mujer, cambiando incluso su cuerpo mediante cirugías. Sin embargo, ocho años más tarde decidió dar pie atrás y recuperar su vida como hombre.

Un testimonio sorprendente y polémico, en medio del debate sobre identidad de género que divide al país y que pone el relato de este estadounidense en el ojo del huracán.

Según contó Walter Heyer, en conversación con Chilevisión Noticias, señaló que “es muy cansador tratar de ser mujer, dejar que lo hagan y volver a ser un hombre”.

Ver mas

CategoryPrensa

© 2017 - Sociedad Chilena de Cirugía Plastica