Según datos entregados por la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, cada año se realizan aproximadamente 15 mil intervenciones quirúgicas de esta área y sólo 7 mil son hechas por médicos especialistas.

De esta forma, médicos generales, anestesistas, ginecólogos, otorrinos; entre otras ramas de la médicina, realizan labores de cirujanos plásticos sin serlo. Sin embargo, ¿cuál es el problema con esto?

Consultado al respecto, Claudio Thomas, presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, señaló a BioBioChile que si bien “un médico general puede hacer cualquier procedimiento quirúrgico de acuerdo a la ley actual”.

“Está demostrado que cuando una persona se somete a una cirugía con un médico que tiene un entrenamiento inadecuado e insuficiente sus riesgos de complicaciones son mayores. Estamos hablando de una complicación médica grave tipo hemodinámica (sangre) o pulmonar, por ejemplo”, añadió.

“Todas las cirugías pueden tener riesgo de complicación, pero el médico que no tiene entrenamiento no sabe como reaccionar o resolverlas habitualmente y las resuelve mal y la complicación queda no tratada o peor”, detalló y subrayó que hay varios factores que determinan un mayor riesgo al operarse con un médico no entrenado.

De la misma forma, el profesional aseguró que el paciente también se arriesga a obtener un resultado que no sea el adecuado y/o esperado.

Respecto a su experiencia, Thomas dijo que durante los últimos años ha recibido “muchísimos pacientes complicados”. “Podría contar fácilmente 15 ó 20 pacientes con complicaciones en tratamientos mal efectuados”, detalló.

Cursos “de dos semanas”

Thomas explicó que existen una serie de cursos de cirugía estética de pequeños procedimientos que están siendo efectuadas de forma libre “ya que la legislación actual no regula nada”.

“La educación médica continua tiene que estar en los centros correctos, es decir en las universidades, en los hospitales clínicos, en clínicas que tienen especialistas que están vinculados a universidades, y estamos hablando de universidades que tengan facultades de medicina acreditada no cualquier universidad”, dijo.

“Hay algunos que dicen tener máster en lipoestructura y otros tipos de ‘títulos’, considerando que existen cursos incluso de dos semanas y, claramente, un médico general que lo cursa no está capacitado para manejar ningún tipo de complicación quirúrgica de esta área”, añadió González, que también es docente de la Facultad de Medicina de la Universidad del Desarrollo.

“La mayoría de las veces la persona que busca un médico no certificado piensa que va obtener un beneficio económico, porque le van a cobrar menos, pero muchas veces estos médicos no cobran menos, cobran lo mismo o más”, añadió Thomas.

¿Cómo elegir un cirujano plástico?

Ante esta situación, queda la duda de cómo elegir un cirujano plástico o verificar si efectivamente lo es. Rolando González, jefe del equipo de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Quemados del Hospital Padre Alberto Hurtado, contó a BioBioChile que hay un factor clave para saber si un cirujano está apto o no para operar a alguien: su título profesional.

Gozález enfatizó que un cirujano plástico acreditado es la única opción segura para operarse. Según define la Sociedad Chilena de Cirugía Plásticaes alguien que cursó los siete años de Medicina en la universidad, luego tres de especialización en cirugía general y dos o tres años de especialización en Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva.

Para evitar problemas, el cirujano plástico recomendó a quienes quieran someterse a una intervención de este tipo ir a la Superintendencia de Salud y buscar a los prestadores: ahí aparece el currículum de los médicos.

“El término cirujano estético no existe”, aclaró González. “No es un título acreditado en Chile. Muchos de ellos son cirujanos generales dedicados a la estética o incluso médicos generales, anestesistas o ginecólogos”, añadió.

Respecto a qué hacer en caso de enfrentarse a un médico no especializado que ofrece cirugías estéticas, Claudio Thomas explicó que no se puede denunciar puesto que “la ley actual no determina ninguna sanción para el médico que está haciéndose propagandas, o haciendo propaganda de cirugías sin tener las competencias para hacerla”.

Y detalló: “tiene que haber una demanda o tiene que actuar el fiscal y demandar por lesiones graves y de ahí evaluar si es que corresponde a un acción de tipo negligente”.

Proyecto de ley para regular

A inicios de este mes, se ingresó un proyecto de ley que pretende regular el ejercicio de la cirugía plástica con fines estéticos.

“Este tiene por objetivo sancionar al médico que efectúa cirugía estética sin tener la certificación correspondiente, como también al centro clínico y a su directgor médico”, resumió el experto. “Es una ley que busca otorgar mayor seguridad a los pacientes”, añadió.

“Esta la ley obliga al director médico de la clínica a que esté al tanto de lo que ocurre y lo hace corresponsable de todo lo que ocurra dentro, que es lo que corresponde”, detalló el cirujano plástico.

Thomas explicó que esta ley ayudará a que el paciente no se preocupe por averiguar si el médico tiene el certificado o no, puesto que será obligación que las clínicas se lo exigan para ejercer.

Fuente: BiobioChile.cl, ver aquí

CategoryPrensa

© 2019 - Sociedad Chilena de Cirugía Plastica