Un verdadero drama vive una mujer, ya que podría sufrir la amputación de las piernas debido a que se inyectó silicona industrial en las pantorrillas.

Berta Carreño afirma que fue engañada, ya que supo años después que la intervención estética que se hizo fue realizada con ese material y no con los implantes tradicionales.

La mujer fue operada junto con otras amigas en Buenos Aires, explicó que tras la intervención sus piernas “eran perfectas y era lo que quería“. Actualmente solo recuerda que el hombre que la operó se llamaba Carlos, las recibió en un departamento e intervino a las cuatro mujeres al mismo tiempo y en la misma habitación.

Doce años después una amiga le comentó que sentía dolores en sus glúteos, quien posteriormente falleció y Berta asegura que la silicona se le fue a los pulmones.

La doctora Monserrat Fontbona, Presidenta de la Sociedad de Cirugía Plástica, recomienda que las personas se fijen del lugar donde se van a realizar el procedimiento, que sea acreditado y que tenga las certificaciones necesarias para dar seguridad para que la operación tenga un buen resultado.

Fuente: Chilevisión

CategoryPrensa

© 2017 - Sociedad Chilena de Cirugía Plastica