Los hombres van cada vez más al quirófano. Según datos de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica (SCCP), actualmente se realizan entre 5 mil y 6 mil cirugías estéticas masculinas al año, cifra que ha aumentado en la última década. Esto demuestra que los chilenos están más abiertos a someterse a este tipo de procedimientos quirúrgicos.

Con el verano cada vez más cerca de lo que pensamos, la preocupación por el aspecto del cuerpo es notoria y las dietas, gimnasios o cirugías plásticas comienzan a ser un tema. Entre los procedimientos más solicitados por los hombres para esta estación se encuentra la ginecomastia. Esta intervención reduce uno de los grandes complejos del sexo masculino: el aumento de volumen de la región pectoral debido al incremento del tejido graso subcutáneo o en algunos casos el desarrollo de una pequeña glándula mamaria. Esta condición puede ocurrir a cualquier edad y puede ser el resultado de cambios hormonales, uso de esteroides, herencia, obesidad o incluso por el uso de ciertos medicamentos.

Otro de los procedimientos más cotizados y que se ha transformado en la tercera cirugía estética más popular a nivel mundial es la blefaroplastia o cirugía de párpados. Esta intervención mejora la apariencia de los párpados y otorga más luminosidad a los ojos, a través de una hospitalización transitoria bajo anestesia local y sedación con anestesista.

El cirujano plástico, Claudio Thomas, Presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, comentó que “es importante que cualquier persona que decida realizarse una intervención quirúrgica de este tipo escoja un cirujano plástico acreditado ya que se requiere de un nivel de entrenamiento completo en cirugía plástica para un desarrollo integral para hacer un diagnóstico adecuado y escoger la cirugía correcta dependiendo de cada caso, eso requiere de un cirujano plástico con experiencia”.

Pese al aumento explosivo que han presentado las cirugías masculinas en los últimos diez años, la liposucción representa el 25% de los tratamientos invasivos más frecuentes que se realiza el sexo masculino. Esta técnica se ha popularizado porque permite lograr un cuerpo con mejor contorno, eliminando la grasa rebelde que no es posible bajar con dieta o ejercicio. Sin embargo, muchos pacientes llegan a las consultas pensando que es una técnica para bajar de peso, lo cual no es cierto.

Lo importante es estar conscientes de los procedimientos que uno decide que se le realicen, es clave entender de los procedimientos que a uno se le puedan realizar fijándose en un triángulo básico, paciente informado, cirujano certificado y centro clínico acreditado.

Fuente de la noticia Aquí.

CategoryPrensa

© 2018 - Sociedad Chilena de Cirugía Plastica