De un tiempo a esta parte, la prensa internacional ha comenzado a destacar diversos estudios sobre personas que buscan realizarse cirugías plásticas con la esperanza de mejorar su imagen para mostrarlas y lograr mayor popularidad en redes sociales. Cirujanos plásticos identificaron por primera vez esta tendencia en la muestra anual 2017 de la Academia Estadounidense de Cirugía Plástica Facial y Reconstructiva y los resultados son preocupantes.

Las distintas aplicaciones de redes sociales como Snapchat o Instagram, están brindando una nueva y trastornada realidad de belleza para la sociedad actual. Estas aplicaciones le permiten a las personas alterar su apariencia en cosa de segundos, y ajustarse a un estándar de belleza poco realista y, a menudo inalcanzable.

El Dr. Claudio Thomas, Presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica señala que, “estas apps hacen que las personas pierdan el contacto con la realidad, ya que esperan verse perfectamente arregladas y filtradas en la vida real también. A este problema se le conoce como Trastorno Dismórfico Corporal, y se trata de una preocupación excesiva por un defecto percibido en la apariencia, clasificado dentro de los trastornos somatomórficos”

El estudio realizado por académicos del Boston Medical Center, sobre los nuevos estándares de belleza, también arrojó que las personas que intentan mostrar una imagen específica de ellos mismos y que analizan y comentan en exceso las fotos de los otros, tendrían un mayor nivel de insatisfacción corporal y de autoestima.

Desde la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica (SCCP), señalan que los cirujanos plásticos están capacitados en estos conceptos y entienden el tema de cómo identificar este tipo de alteraciones, y de cómo repercuten en la sociedad. Han sido incorporadas las redes sociales en el uso actual de comunicación con los pacientes, por ende los especialistas están al tanto de este tema que está relacionado con la modificación de la imagen y lo que significa para las personas su presentación frente a otras personas, por lo que pueden aconsejar de manera responsable y ética a todos sus pacientes.

En Chile cada vez son más las personas que se someten a cirugías plásticas, según la SCCP, se realizan anualmente 18 mil intervenciones a pacientes de diferentes edades. Sobre este punto, el organismo médico considera que el país está falto de regulación en términos de seguridad hacia los pacientes que se someten a cirugías con fines estéticos, por lo que debiera convertirse en tema de agenda nacional.

Fuente de la noticia aquí.

CategoryPrensa

© 2018 - Sociedad Chilena de Cirugía Plastica