Ante los casos de negligencias médicas y las impactantes secuelas que han sido mostradas durante las últimas semanas en distintos medios de comunicación, me gustaría referirme a la regulación de la cirugía plástica en el país. Primero, sabemos que existe un aumento de 20% anual en los tratamientos invasivos estéticos, según cifras de los médicos acreditados por la Conacem y la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica. Sin embargo, en nuestro país, de cada cinco médicos que realizan cirugías plásticas sólo uno es acreditado. Esta realidad se suma a la inexistencia de una Ley de Especialidades Médicas, poniéndonos en la retaguardia de las políticas de salud pública y seguridad a nivel mundial.

Nuestro deber es trabajar para que todos los hospitales públicos tengan en sus recintos la especialidad de cirugía plástica. Es necesario que en Chile existan especialistas e infraestructura adecuada en los hospitales para que el país siga mejorando sus estándares de calidad y evitemos complicaciones innecesarias en la salud de las personas.

Fuente: El Austral de Valdivia

 

CategoryPrensa

© 2017 - Sociedad Chilena de Cirugía Plastica