La actriz en 2013 se sacó las mamas y se puso implantes, todo en una operación dado que tenía historial de este tipo de cáncer. Para evitarlo, no lo dudó y se sometió a la cirugía. En Chile, esta tendencia aumenta cada año.

Como octubre es el mes del cáncer de mamas, la Sociedad Chilena de Cirujanos Plásticos (SCCP) dijo que este año se han registrado más consultas relacionadas a extirpaciones mamarias preventivas que en años anteriores.
Esta tendencia se hizo conocida luego que Angelina Jolie en 2013 se realizara una doble mastectomía para prevenir y disminuir el riesgo de contraer esta enfermedad, al tener historiales médicos de ésta. Su madre había muerto poco antes que ella se operara a raíz de ese cáncer.
La decisión de la actriz marcó un hito no sólo en la sociedad, sino también el área de la salud; generando así el “efecto Jolie”.
En los últimos meses en Chile aumentaron las consultas a los cirujanos plásticos, principalmente aquellos que tienen relación a casos de extirpación preventiva.
Montserrat Fontbona, presidenta de la asociación, afirmó que ésta es una excelente alternativa que ha demostrado una mejora en la calidad de vida de las mujeres víctimas de esta enfermedad.
En primer lugar está la mastectomía, y existe un tipo denominada “inmediata”, en donde en la misma cirugía donde se extirpa el tumor se hace la operación para mantener la apariencia de las mamas.
También está la extirpación “diferida”, la que se realiza semanas o meses después de la intervención; en un segundo tiempo quirúrgico. Este procedimiento es posterior a la cicatrización interna y el tratamiento completo.
El tipo de reconstrucción dependerá del cáncer, las preferencias específicas de la paciente y del cirujano. Es así como se puede reconstruir la mama con el propio tejido (autólogo) o con implantes de silicona, lo cuales pueden estar precedidos de un periodo de expansión de la piel, en caso de ser necesario.
“Los actuales beneficios de la reconstrucción mamaria están ampliamente demostrados y existen múltiples estudios que los avalan. Las mujeres que pasan por este procedimiento muestran mejorías en su autoestima, relaciones interpersonales y vida sexual. Sienten que recuperan su identidad femenina y se sienten bien con su cuerpo, lo que es fundamental para toda persona, aún más tras un cáncer de mama”, afirmó Fontbona.

Fuente: soychile.cl

CategoryPrensa

© 2017 - Sociedad Chilena de Cirugía Plastica