Fuente: vidayexito.net

Según datos de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, la liposucción que representa el 25% de los tratamientos invasivos en hombres, lo que la transforma en el tratamiento más demandado por los varones chilenos durante el 2017. El género masculino se atreve más y más, desde la liposucción hasta los implantes de pantorrillas y glúteos, la cirugía estética es cada vez más aceptada por el público en general.
Para el director de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica (SCCP), Dr. Stefan Danilla, las personas están buscando resaltar sus atributos y “ven como algo natural embellecer sus rasgos faciales o su cuerpo”. Además de la liposucción, los procedimientos para hombres que más han aumentado en la última década son la rinoplastía, la blefaroplastía (cirugía de párpados), la ginecomastia (reducción mamaria masculina) y el facelift.
Siguiendo en esta línea, la presidenta de la SCCP, Dra. Montserrat Fontbona, cree que esta tendencia va de la mano con la evolución de la especialidad. “Actualmente, las cirugías son menos invasivas, las cicatrices son más pequeñas, lo que permite una recuperación más rápida en los pacientes”, asegura la especialista.
Resultados más naturales
A pesar del aumento explosivo que han presentado las cirugías masculinas en los últimos diez años, las mujeres mantienen el grueso de la demanda de las cirugías plásticas. En este sentido, el aumento mamario destaca por sobre los otros procedimientos y mantiene una tasa de crecimiento del 20% anual, según las cifras de 2017.
Fontbona agrega que en los últimos años los pacientes están buscando someterse a procedimientos que tengan resultados más naturales. “Las mujeres que buscan un aumento mamario, por lo general, son jóvenes que tienen poco volumen o adultas que quieren corregir sus mamas después de la lactancia. En comparación con años previos, el volumen de protesis mamarias que las pacientes actualmente prefieren es menor, siendo en promedio alrededor de los 250cc ”.
La Sociedad de Cirugía Plástica en su conjunto trabaja porque estos procedimientos sean realizados siempre por especialistas certificados y así proteger la salud de las personas. “Cada paciente merece un diagnóstico y una evaluación apropiada antes de someterse a cualquier procedimiento, por eso la recomendación es que se traten con un cirujano plástico certificado”, concluye Fontbona.

CategoryPrensa

© 2017 - Sociedad Chilena de Cirugía Plastica