Este resultado se puede lograr con maquillaje, pero también con tratamientos y cirugías. Todo dependerá de la necesidad de cada persona.

La aparición de las ojeras se atribuye a distintos factores. Puede ser por el cansancio, por la alimentación o también por factores hereditarios.

Francisca Fernández, coordinadora de la unidad de Cosmiatría de la Clínica Lo Fontecilla, dice que la forma de dormir también influye. “Si tiendes a dormir de costado o boca abajo, tu cara se apretará contra la almohada y tensará el área alrededor de tus ojos”, dice.

A eso se suma el exceso de consumo de sal o de cafeína, explica.

Maquillaje

Hay distintas formas de hacerlas desaparecer. La más simple es con maquillaje.

Bárbara Meza, maquilladora y embajadora de Burt’s Bees asegura que primero se debe aplicar una base en el rostro y luego “un corrector de ojeras que sea del mismo tono de la piel. Si se utiliza uno más claro, se verá gris esa zona”.

Cuenta que aquellas mujeres que tienen ojeras muy marcadas “pueden hacer un triángulo invertido sobre la zona” para camuflarlas. Explica también que es necesario aplicar un polvo traslucido para sellar el maquillaje. Así, dice, el efecto durará más tiempo.

Los tratamientos

También están los tratamientos de cosmiatría.

“Mediante el relleno de la ‘ojera hundida’ con ácido hialurónico, se obtienen resultados inmediatos, logrando un rostro más descansado y juvenil. Por otra parte, el ácido hialurónico da soporte a los tejidos para que esta zona se vea más pareja y además hidrata profundamente la piel”, dice Francisca Fernández.

La evaluación cosmiátrica se realiza al inicio de todo tratamiento. Ésta es muy detallada y abarca hábitos cotidianos, antecedentes médicos y evaluación de la piel. “Las indicaciones deben ser aterrizadas a la realidad en cuanto a tiempo y presupuesto del paciente”, dice la cosmiatra.

“La cosmiatría es para cualquier persona, aunque las necesidades pueden variar. Pero la prevención es saludable y beneficiosa para todos. En cuanto a los tratamientos, nunca se deben realizar aquellos para los cuales una persona no tenga indicaciones. Más que un concepto científico, es la forma de evaluar y los tratamientos tienen un enfoque clínico y respaldo por evidencia científica”, recalca Fernández.

Cirugías

También está la opción de realizar una cirugía para eliminarlas. Sobre todo para aquellas personas que tienen bolsas en los párpados inferiores.

La blefaroplastia es una intervención con hospitalización transitoria, y se realiza tanto bajo anestesia local y sedación como con anestesia general, y consiste en retirar esas bolsitas. También está la posibilidad del levantar el párpado.

“A pesar de que esta operación sea ambulatoria y el postoperatorio no sea complejo, al igual que en otras cirugías plásticas, es muy importante realizar este procedimiento con un médico especialista certificado, lo que disminuye el riesgo de complicaciones”, asegura el presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, Claudio Thomas.

Fuente de la noticia aquí.

CategoryPrensa

© 2018 - Sociedad Chilena de Cirugía Plastica